domingo, 1 de febrero de 2009

Las Rubias no Somos Tontas

Luego de un mes y tanto de no pasearme por la Blogosfera (¿motivos?¿excusas?¿razones? Buscarlas en mi blog personal, que aca me vengo a presentar y no da ya desde el vamos venir abriendo el paraguas) me pongo a visitar todo lo atrasado y me encuentro con que me están por expulsar de la casa...
Bueno, antes que lo hagan posteo lo que pensaba postear desde que se me invitó a este benemerito blog (que no se bien de que va ni a razón de que resulte elegida) y nunca hice, nunca es tarade mientras el owner no te eche...


Empiezo:
Yo no soy rubia, aclarado esto, continúo.
Yo nací morocha, bah, mas bien mi pelo era de un caoba, ponele, un chocolate, dirían ahora las marcas top top de cosas para pelo promocionadas por fulanas fashion de series yankis.
Hasta acá, ibamos bien, pero nació mi hermana.
Y ella nació rubia. Muy rubia. Yo seguía creciendo con mi pelos morocho, mientras ella crecía con su pelo rubio... La vida comenzó a ser un martirio:
Tomaron por costumbre regalarnos lo mismo, pero con una diferencia: si eran Barbies, ella la rubia, yo la amiga morocha. Si eran nenucos, ella el mas rubio, yo el morocho. Si eran ponys... bueno, los pequeños ponys solian ser de colores surrealistas, asique nada.
Francamente, era horrible. Le ponía con toda mi ilusión el pastito a los reyes pidiendo que por favor me trajeran el mecano, o mis ladrillos. El juego de la Oca o un cubo mágico. Y no, ahi aparecía, algún "pancitas" (esos bebotes en miniatura que jamás entendí, con todo su mundo mínimo) en las dos diferentes versiones: rubia y morena. Obviamente, estaba claro cual era para cual. Mi hermana menor en su burbuja, feliz. Barbies y Tammys terminaban en su cajón de juguetes, ya que, amén de la bronca que me daba el regalo en sí, la idea de desvestir mujeres voluptuosas me pudo llegar a interesar de más grande, pero de pequeña me parecía un juego bastante pelotudo por su inutilidad, más me disgustaba la idea de recalcar la diferencia entre la hna mayor y la menor.
Este era el panorama de mi vida, cuando paso lo peor, uno de los momentos mas amargos de mi infancia. Lloré, lloré días en secreto, y cuando me descubrían llorando decía haberme caido y golpeado. Me encerraba, y lloraba. Dibujaba cosas tristes y lo único que soñaba era con un champú mágico que me cambiase el color de pelo para siempre, a escondidas me ponía el yonson baby(que tenia manzanilla y lo usaban para el pelo solo de mi hermana) en los pelos que me quedaban como paja luego... ¿y que fue lo que hizo que me ponga tan pero tan mal?

Pitufina. Pitufina y los putos pitufos. Seh. ¿No lo recuerdan? ¿Acaso no lo saben?

Cuando Gargamel crea a Pitufina la crea... ¡¡¡ Morocha !!!
Morocha, desaliñada, con malos modales, y casi fea.
Asi la hizo, de pelos oscuros, para apoderarse de los pitufos y destruirlos.
La mala pitufina era morocha.
Y todo hubiese pasado si los pitufos hubiesen cagado fuego ahí nomás gracias a la única mujer que caía en la aldea azul (¿puedo decir "cagarar fuego"?), pero no, no.
¿Queeeee entonces? Santos nísperos, chica, ¿queeeeeeee?
Luego pasa que el Fucking Papa Pitufo la vuelve buena... Buena, encantadora, con pestañas rizadas, cintura, un vestido de Armani, maravillosa... ¡¡¡ y Rubia !!!


O sea... Me guardo las conclusiones para mi, y solo les cuento que quien me salvo de meter la cabeza en kerosene a ver si se me desteñian las mechas fue uno de mis maravillosos primos que me dijo: Seh, pero mirala ahora, se volvio una estúpida!!!
Me acuerdo que me sequé los mocos en la manga del buzo y apague la tele. Nunca mas volví a mirar a los pitufos.


(Ya se que las rubias no son estúpidas, mi hermana ahora es morocha, las morochas no somos todas re vivas, y el principe azul no existe ni en la aldea de los pitufos, pero no era necesario que hagan algo asi, perfectamente pitufina podia haber nacido de un huevo de cisne o de un capullo de mariposa, que seyo, por ponerme un poco poética)


Chas gracias, si quieren echarme, ahora mismo, haganlo con gusto...



(Le dedico este Post a M. mi gran amiga Rubia)

12 comentarios:

CabezaDeNispero dijo...

Che, para... a mi nadie me mando el manual del "escribidor de este blog" asique supuse que podia escribir sobre lo que mas o menos se me cantaba teniendo en cuenta las sensibilidades y el buen gusto y la moral y la familia y todo eso...


Bueno, alguien que me avise algo...


Saludos para todos, como no deje de hacer frio, me mudo a costa rica.

Lauri dijo...

Bienvenida.
Y yo, cabello color chocolate, argumento que las rubias NO son tontas, pero que la gente espera mucho menos de ellas. Total, ya son rubiecitas.

Por otra parte, yo tenía poquitas Barbies. No era un producto muy consumido en mi casa. Yo no las vestía ni las hacía hablar... las peinaba. Trenzas, rastas, trenzas tejidas, todas las variaciones.

Hasta que un día llegó ella. Piel morena, cabello castaño. Una diosa, y morena. El mejor regalo que me hicieron, para mostrarme que las morochas somos y seremos, por siempre tan misteriosas y poco elegidas, pero profundamente amadas.

ccccc dijo...

Yo tengo el pelo "rubio ceniza", segun los coloristas de ahora, sin embargo muchos me dicen rubia.
Hace pocos dias me enoje con el concepto de rubia tarada impuesto por la sociedad, pero en fin.

Bienvenida a la conjura :)

Lucrecia dijo...

Jaajjajaaajajaa

No te puedo explicar lo identificada que me sentí!!!!

Yo soy morocha. Y me encanta serlo. Mi pelo es castaño caoba y yo soy más que feliz con él. Convivimos armoniosamente desde hace un largo tiempo y creo haber cumplido ya 4 años sin teñirme(aunque admito que durante 10 años pasé por rubios, chocolates, colorados, anaranjados y la mar en coche).

Pero siempre mi mamá me cuenta, que de chiquita, yo decía que quería ser rubia como la pitufina, jajaja. Me siento mejor, aprece ser que no era la única traumada por esa enana fea, jajaja.

Y si las rubias son tontas.... no sé, conozco morochas que merecerían ser calcinadas por un rayo de idiotas que son, así que conclusión:

Mujeres estúpidas las hay de todos colores.

Besote!!! Y de más está decir que me encantó el post.

PD: No me dí cuenta que había posteo hoy y posteé, jajaja. Cuando ví este post, borrré el mío y lo dejo para mañana. Perdón!!! Juro que no quise robarme el protagonismo, jaja, así que lo borré, ajajaj

Lucas.- dijo...

Pitufina Mala,

Me encanto tu relato... Es obvio que no hay un manual del bloggero, pero es evidente que le cazaste la onda...

Si, te salvaste de la inminente auditoría, jaja..

Ahora, sobre el relato, que decír?! Me pareció tan buena la forma que tenés de relatar una terrible tragedía: no ser rubia y tener una hermana que si...

Que terrible estigma les hemos creado a las morochas... Por otro lado, a mi como hombre me quisieron hacer creer que las rubias son tontas... posta me condicionaron...

Bienvenida CDN Por muchos más!

johi dijo...

Siempre me llamo la atencion, esa "guerra" entre rubias y morochas, cuales eran las mas sexies, las preferidas de los hombres, hasta que me dio bronda, y dije...WTF?? y yo?, de que lado caigo???
Hace falta aclarar q soy colorada?? o como dirían ahora las marcas top top de cosas para pelo promocionadas por fulanas fashion de series yankis cobrizo, que no vira ni al naranja fluo, ni al castaño.

Marketing...

Lauri dijo...

Las coloradas!!! Todo un tema las coloradas!!!
Colorada/colorada? Colorada/morocha? Colorada/rubia? Es todo un tema intentar adivinar el color down there (con todo respeto) de una colorada!!!

johi dijo...

Es interesante, tu inquietud...

fiona dijo...

bueno...yo soy rubia ceniza(como dice CCCCC) y ahora lo llevo con mechas más claritas...pero he pasado por el castaño, el rojo, el naranja, el negro e incluso el fucsia...tonta no sé, pero indecisa...jajajaj

nada, el que piense que alguien es más o menos listo por el color de pelo...es el verdadero tonto!


un beso

Natys dijo...

Siempre quise una barbie morocha... con mis hnas (somos 4) hemos llegado a tener casi 30 barbies todas rubias.

Ni el rubio ni el morocho es mas atractivo, a cada uno le gusta algo distinto y seguro que si te encantan las rubias, va a llegar una morocha que te va a volver loco.

Nose pq sobrevaluar se esa manera a las rubias.

Ahora que lo pienso, debe estar asociado a que todo gato televisivo, mostrador de tetas, tapa de papparazzi, se tiñe de rubio rubisimo.
Wella tendria que sacar un tono "gato argentino en dudoso asenso"

Anónimo dijo...

jajaj me encanto tu comentario,, sos un emo en potenciaaa,,, igual escuchaste que las rubias se van a extinguir??? sisis teoria que en años siguientes iremos a comprobar,,, yo amaba los pitufos, igual nunca me interese por la diferencia rubia morocha,, todo gato dando vuelta en la tele termina rubiooo,,, (no digo que las rubias sean gatoss,, no mal interpreten),,,
yo igual quiero que llegue el pepo

Cassandra Cross dijo...

Otro buen post, me encantó cómo lo contaste, CdN!
Soy oficialmente fan de este blog.

Yo soy rubia. Y soy tan india y tan desapegada a la imagen que pasé una infancia y adolescencia maravillosas, cagando a trompadas a los que me decían "traga" en el colegio y subiéndome a los árboles. Absolutamente sociópata y feliz.
Creo que el concepto de que a las rubias todo se nos hace más facil por default (más si el físico acompaña) tiene algo de cierto, pero en mi caso jamás funcionó. Nunca se me hizo nada más fácil por ser linda o rubia. Al revés, aprendí que en ambientes laborales donde predominan las mujeres, genera una hostilidad que te la voglio dire. Y no va a faltar la que te serruche el piso con alegría a la menor oportunidad (como finalmente me pasó, por boluda, por confiar en la gente).